Conversaciones de arte y arquitectura: Chillida y Moneo en San Sebastián

PAÍS VASCO_CHILLIDA_E2

Pocos ejemplos de una ciudad íntimamente ligada a su paisaje mejores que San Sebastián. La historia de la ciudad se cuenta en su diálogo con el mar y las montañas, en el milagro de su bahía. El carácter de sus hombres y mujeres está indeleblemente marcado por esa comunión entre lo natural y lo artificial, y no es de extrañar por tanto que haya sido esta tierra la que diera ser a un artista como Eduardo Chillida.

Imposible mayor homenaje a la fascinación del hombre por el lugar que su Peine del Viento.

Años después, cuando el propio Chillida busca un lugar para que su obra aguarde las miradas, los paseos y los abrazos de la gente, elegirá un antiguo caserío, sus campas y sus bosques. Nacerá así Chillida Leku, un emocionante proyecto museístico actualmente inaccesible al gran público.

PAÍS VASCO_SAN SEBASTIÁN_KURSAAL

San Sebastian Turismo & Convention Bureau. Kursaal
Es natural que cuando a finales del pasado siglo la ciudad busca construir su nuevo Palacio del Kursaal, sea un arquitecto como Rafael Moneo, premio Pritzker en 1996 y atento y sofisticado lector del lugar en arquitectura, quien gane el concurso internacional con una propuesta que apuesta decididamente por establecer un nuevo y valiente diálogo con la ciudad y su paisaje.